CulturaSocial

Charlie Hebdo: entrevista a Jorge Clavero

– …Hay un tal Jorge Clavero que solicita una audiencia. Parece urgente, ya se cargó a tres guardias suizos… -¡No se molesta a Su Santidad en medio de un tango!

“ES UNA BATALLA MILENARIA. LAS CONDICIONES CAMBIAN; PERO LA LUCHA, NO”.

“EL VATICANO SIEMPRE CONSIDERÓ A LA ARGENTINA COMO UN ESTADO DE REFERENCIA”

ENTREVISTA A ÁNGEL JORGE CLAVERO
Ángel Jorge Clavero es un fervoroso defensor del laicismo en un continente en el cual esta postura no es evidente. Gran Maestre de la Gran Logia de Argentina, fundó el Instituto Laico de Estudios Contemporáneos de Buenos Aires y lleva adelante una batalla para contrarrestar las maniobras políticas de la Iglesia Católica. De paso por París, para recibir la mención especial del jurado del premio del Laicismo, del Comité Laïcité République, hace un balance para Charlie del estado del laicismo en el país del papa “de izquierda”.

¿CUÁL ES LA RELACIÓN DE LA SOCIEDAD ARGENTINA CON LA RELIGIÓN? 

El nuestro es un país de inmigración, española e italiana en su gran mayoría. Por lo tanto es un país católico. Ha habido obispos muy conservadores y el Vaticano siempre consideró a la Argentina como un estado de referencia para mantener su línea en América Latina. Nuestro vecino Uruguay, por ejemplo, es también un país de inmigración pero es mucho más laico. Aquí el peso de la Iglesia Católica se sintió siempre más fuerte.

ES CLARO QUE FUE ASÍ DURANTE LA DICTADURA MILITAR. ¿ANTES TAMBIÉN?

Sí. A lo largo de toda nuestra historia, la Iglesia Católica y la Masonería se enfrentaron, cada una firme en su posición: la Masonería, laica y progresista; la Iglesia Católica, dogmática y favoreciendo el fanatismo religioso. A comienzos del siglo XIX nuestro país era gobernado por liberales y la Masonería tenía una gran influencia. En 1884, cuando se votó la ley de educación pública, gratuita, laica y obligatoria, el presidente era el Gran Maestre de la Masonería argentina. Pero la Iglesia recuperó posiciones a partir de 1930, con el golpe de estado que derrocó al gobierno civil de Hipólito Yrigoyen. Entre 1930 y 1940, durante lo que se conoce como la “década infame”, se sucedieron gobiernos militares, la democracia fue inexistente, y la Iglesia comenzó a recuperar su poder. En 1934, se realiza en Argentina el congreso eucarístico, el (futuro) papa Pío XII viene a Buenos Aires y pronuncia una frase de la cual la jerarquía católica argentina toma debida nota: la Iglesia Católica debe retomar el control de la educación. Comienza entonces una gran ofensiva contra la educación pública primaria, secundaria y universitaria. La educación laica daba sus frutos: el país se iba transformando en un país liberal. Y esto no le gustaba para nada a la iglesia.

 

¿Y NADIE REACCIONÓ?

Los partidos políticos que tradicionalmente luchaban contra los dogmatismos miraron para otro lado. El laicismo perdió a sus defensores. El Partido Socialista, por ejemplo, o el partido radical (la Unión Cívica Radical) a la que yo pertenecía, abandonaron esta lucha porque consideraron que la Iglesia Católica era un poder establecido que había que dejar tranquilo. Más aún cuando los lazos de la iglesia con los militares causaban temor. Esto ocurre todavía en Argentina: los partidos políticos miran para otra parte. Hay una provincia en la que se intenta reintroducir la enseñanza católica en la escuela primaria. Por eso fuimos a la Corte Suprema de Justicia: para defender la educación pública, que está siempre bajo amenaza, y en una situación casi desesperante. Soy un hijo de la escuela pública laica, que me permitió estudiar, siendo hijo de obreros. Para eso sirve el laicismo.

¿PODEMOS DECIR, DE TODOS MODOS, QUE ARGENTINA ES UN PAÍS LAICO?

Mire, el artículo 2° de la Constitución dice que la Nación Argentina “sostiene el culto católico apostólico romano”…

¿LA IGLESIA CATÓLICA TIENE EL MISMO PESO EN TODA AMÉRICA LATINA?

Depende del país. El problema es que la Iglesia Católica llega a América Latina con los colonizadores españoles. Se establece aquí. También de allí surgen nuestros países. Cuando nació la Argentina, el clero estaba instalado, con un rol y una posición política firmes. Cuando nos oponemos a la enseñanza religiosa en las escuelas, por ejemplo, nos retrucan que vamos en contra de la Constitución y que no se puede arrancar al país de sus raíces. Es la teoría, que nació en 1930, de la nación católica.

¿CÓMO REACCIONAN A ESTO LOS CIUDADANOS, LA SOCIEDAD?

En los grandes centros urbanos, en los que hay muchas universidades, donde la cultura juega un rol, el impacto es menor. Pero en el interior de las provincias, en el campo, ocurre lo contrario. En la provincia de Salta, cuya constitución provincial reintrodujo la educación religiosa, hay alrededor de mil ministros de culto que enseñan y que son pagados con dinero público. Si uno no quiere que su hijo reciba una enseñanza religiosa debe firmar una solicitud pidiéndolo de manera explícita y, además, debe decir por qué se opone. Veremos qué decide la Corte Suprema… [N. del T.: Luego de realizada esta entrevista, la Corte Suprema falló a favor de la postura sostenida, entre otros, por la Gran Logia de la Argentina].

¿QUÉ IMPACTO TIENE LA IGLESIA EN LOS DERECHOS DE LAS MUJERES?

Enorme. Mientras que, por ejemplo, en Chile, la presidenta logró despenalizar en parte el aborto, aquí fracasan todos los proyectos de interrupción voluntaria del embarazo porque hay una influencia muy grande de la religión en los dirigentes, los diputados, los senadores… [N. del T.: Luego de realizada esta entrevista, el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo logró, después de muchos años, estado parlamentario y, tras ser aprobado por los diputados, fue rechazado por el Senado].

SIN EMBARGO, SE APROBÓ EL MATRIMONIO IGUALITARIO…

Sí, la iglesia perdió la batalla contra el matrimonio igualitario, acaso porque no le asigne tanta importancia. Pero las batallas que no quiere perder son las del aborto y la de la educación, que aspira a seguir controlando. Es también por eso que la Masonería argentina abre las Cátedras de Librepensamiento en las universidades, en todos los sitios del país en los que podemos. Porque los estudiantes de hoy son los dirigentes del futuro.

¿QUÉ REPRESENTA EL ATEÍSMO EN ARGENTINA?

Está muy poco presente. Hay más agnosticismo. El ateísmo siguió el mismo derrotero que los partidos políticos. El Partido Socialista, que tenía muchos dirigentes ateos, fue desapareciendo poco a poco. Cambió la naturaleza de los dirigentes políticos.

¿EL PAPA ES DE VERDAD, COMO APARENTA, UN PAPA DE IZQUIERDA?

No. Perteneció al partido peronista. Es un papa populista. La doctrina social de la iglesia fue uno de los núcleos del peronismo.

No dije que era de izquierda, dije que era gaucho. [N. del T.: juego de palabras entre gauche (izquierda) y gaucho.

 

¿ES POPULAR EN ARGENTINA?

Sí, claro. Porque tiene muchos voceros aquí.

¿EXISTE, COMO EN BRASIL, UNA COMPETENCIA ENTRE LA IGLESIA CATÓLICA Y LAS EVANGÉLICAS?

Sí, va en aumento. Es algo que preocupa mucho a la Iglesia Católica porque, digamos, le sacan, parte del mercado. Los evangélicos progresan mucho en el interior.

¿Y EL ISLAM?

No, no tiene influencia. Hay algunas mezquitas pero no hay inmigración. No se da aquí el mismo fenómeno que vemos en Europa. Aquí no lo vemos. Pero la batalla es la misma: libertad de conciencia, contra dogmatismo; librepensamiento, contra fanatismo. Es una batalla milenaria. Las condiciones cambian; pero la lucha, no. Y a veces nos sentimos solos en esta lucha.

CHARLIE HEBDO N° 1321. 15 de noviembre de 2017.
 
Entrevista: Gérard Biard
 
Traducción: Sebastián Sfriso